¿Quiénes son los Annunakis?

Los Annunaki proceden de la antigua Mesopotamia, una zona del Medio Oriente localizada entre los ríos Tigris y Éufrates, en el actual Irak.

En la Edad Antigua, esta área se dividía en Asiria por el norte y en Babilonia por el sur, siendo esta última separada en Acadia (parte alta) y Sumeria (parte baja).

Los sumerios fueron la primera civilización mesopotámica, construyeron grandes templos y también fueron los primeros en desarrollar la escritura (cuneiforme). Su crecimiento dio lugar a la cultura sumeria, que contaba con su propia religión y hablaba en diversas tablas de arcilla de unos dioses llamados Annunaki.

 

¿Qué son los Annunakis?

 

Los Annunaki o Anunaki son un grupo de dioses dentro de la mitología mesopotámica, quienes se consideran descendientes de los dioses superiores An y Ki. An, también conocido como Anu, es el dios del cielo, de las constelaciones y rey de dioses, en la religión sumeria; mientras que Ki, su esposa, es la diosa de la tierra.

Se dice que al inicio se hablaba de los Anunna, los que solo provenían del dios Anu y lo acompañaban en el cielo. Sin embargo, tiempo después apareció la mención de los Annunaki, quienes eran siete deidades cuya función era ser los jueces del inframundo.

annunakis

Estos seres están presentes en varios mitos, como en el de Atrahasis (un antiguo manuscrito mesopotámico), donde se dice que los hombres fueron creados para cumplir con las tareas que los dioses Annunaki ya no querían seguir realizando.

Asimismo, nombrar a los Annunakis sumerios como jueces en el inframundo viene de la versión sumeria del Viaje de Inanna a los Infiernos, relato en el que la diosa del amor y la guerra va a Erkalla (el inframundo).

En la actualidad, han surgido diversas teorías sobre los Annunaki, siendo una de ellas que en realidad eran seres de otro planeta, que dominaban el sistema solar y se encargaron de la creación y evolución de los humanos. De hecho, existen textos sumerios antiguos que se refieren a los Anunakis como los que descendieron del cielo.

 

El libro perdido de Enki y Zecharia Sitchin

 

El libro perdido de Enki es un libro que fue escrito por Zecharia Sitchin, perteneciente a una serie de libros que respaldan la teoría de que el origen de la humanidad es extraterrestre.

Puedes comprarlo en Amazon en este enlace.

Zecharia Sitchin basó su hipótesis en la interpretación de tablas sumerias, redactadas en cuneiforme, y de textos bíblicos. Cabe destacar que sus interpretaciones de las tablillas sumerias han sido descartadas por expertos en lenguas antiguas y que varias en las que supuestamente se inspiró no existen o son falsas.

annunaki tablillas sumerias

Según él, los Annunaki eran seres procedentes de un planeta llamado Nibiru. Este planeta era habitado por seres parecidos a nosotros y que al tener un problema en su atmósfera, que solo podía solucionarse con oro, empezaron la búsqueda del metal precioso por el sistema solar.

Así llegaron a la Tierra, 432 mil años antes de Cristo, a bordo de su planeta. Con naves espaciales, los nibiruanos enviaron a la superficie terrestre provisiones e individuos, construyendo los cimientos de la antigua Mesopotamia.

Establecieron minas en el sur de África para obtener el oro, pero los nibiruanos no las trabajaron, sino que mandaron a sus esclavos, los Anunaki.

Sin embargo, los Anunakis no tardaron en rebelarse y exigir la creación de un ser inferior que los reemplazara. Los líderes, Enki y Ninmah, primero diseñaron seres fuertes y grandes, que nacieron de la combinación de sus genes con los de los primates que ya vivían en la Tierra, pero como no podían reproducirse, debían crearse constantemente.

Después de varios intentos, idearon al Homo Erectus, capaces de reproducirse y que compartían características semejantes a sus creadores. Sin embargo, se parecieron tanto que al tiempo se unieron para conseguir su libertad; muchos logrando escapar.

Como los Annunakis fallaron en su responsabilidad de vigilar a los Homo Erectus, fueron condenados a regresar al trabajo duro. Después Enki y Ninmah decidieron inventar al Homo Sapiens, un ser pensante, que hablaba y podía reproducirse. Para lidiar con los esclavos que huyeron, decidieron matarlos con un gran diluvio.

 

Annunaki, la película

 

Los libros de Zecharia Sitchin fueron tan populares que Jon Gress, un director desconocido, decidió hacer una trilogía de películas sobre ellos.

Su objetivo era relatar lo escrito en las tablillas sumerias y abrirle los ojos a la humanidad, señalando que la teoría de la Evolución de Charles Darwin estaba equivocada.

El estreno del proyecto independiente se planificó para el 2006, pero misteriosamente fue cancelado sin explicación alguna. La página oficial donde había fotos de la preproducción, toda la publicidad e incluso el correo del director, fueron borrados.

Lo más extraño es que cuando Jon Gress fue entrevistado en 2013 y le realizaban preguntas sobre la película, las evitaba o respondía que no podía hablar del tema.

 

¿Cuál es el aspecto real de los Annunaki?

 

Los Annunakis sumerios son seres de carne y hueso, altos, como de unos 3 metros de altura, con piel blanca, barba y cabello.

Su imagen es lo que podemos observar en los dibujos mesopotámicos. No obstante, se dice que los Anunaki les prohibieron a los sumerios que tallaran su aspecto real, por lo que se especula que en realidad los Anunaki compartían rasgos físicos con los reptiles.

 

Reptilianos y Annunakis

 

En Babilonia, los Annunaki eran llamados Sir, lo que significa dragón o gran serpiente. Además, el símbolo del dios Enki eran las dos serpientes enroscadas del caduceo, similar al símbolo de la medicina actual. Esto da indicios de que los Annunakis poseían aspectos reptilianos.

Aunque su verdadera imagen no fuera tallada en las tablillas, en el norte de Irak se encontraron unas estatuillas de dioses sumerios; con rostros alargados y hocicos puntiagudos, grandes ojos rasgados, hombros anchos y silueta definida, con características de lagartos.

También, en Perú se consiguieron cráneos ajenos a cualquier parecido con el hombre o sus predecesores. Estos cráneos, denominados Cabezas de Cono, poseen casi el doble de volumen que un cráneo normal, así como cuencas oculares más anchas, coincidiendo con lo plasmado en las estatuillas. Esto es evidencia del posible aspecto de los Anunakis.

¡Compartelo!

[Total:2    Promedio:5/5]

Deja un comentario