La Casa de las Siete Chimeneas y su fantasma

Nos gusta visitar edificios y lugares misteriosos de Madrid, y en este caso le toca a la conocida como Casa de las Siete Chimeneas.

Historia de la Casa de las Siete Chimeneas

Este edificio ubicado en la Plaza del Rey esquina con la calle Infantas, fue construido entre 1574 y 1577 para Pedro de Ledesma, secretario de Antonio Pérez (consejero del rey Felipe II).

Apenas diez años después adquirió la casa, según se dice, de forma fraudulenta, el comerciante genovés Baltasar Cattaneo. Fue este el que contrató al arquitecto Andrea de Lurano para realizar una ampliación, que dio como resultado el particular tejado a cuatro aguas con siete chimeneas en lo alto.

En el siglo XVIII sería residencia del Marqués de Esquilache, ministro de Carlos III, y en el XIX sede del Banco de Castilla.

En 1948 se declaró Monumento Histórico Artístico y en la década de los 80 pasó a ser propiedad del Ministerio de Cultura español.

Leyenda de la Casa de las Siete Chimeneas

Durante cinco siglos numerosos testigos han asegurado ver a un espíritu femenino, que se ha identificado con Elena, la hija de un montero del rey Felipe II.

Al parecer esta joven tuvo un lío con Carlos I cuando todavía era príncipe pero, como su posición no se lo permitía, se acabó casando con un capitán del ejército llamado Zapata.

Poco después de la boda, el capitán partió para la guerra de Flandes donde desgraciadamente murió.

Elena se sumió en la tristeza y apareció muerta en su cama al cabo de unas semanas. Algunos decían que murió de pena, pero otros especulaban con que fue asesinada. Las malas lenguas decían que, antes de morir, dio a luz un bebé que era en realidad hijo de Carlos I. Para ocultar el escándalo, mataron a Elena e hicieron desaparecer a la niña.

Las extrañas circunstancias de la muerte hicieron que la policía llegase a interrogar al padre de Elena, que unos días después apareció ahorcado en la casa.

Cuando los investigadores quisieron examinar con más detalle el cadáver de Elena, el cuerpo había desaparecido. Pensaron que podían haberlo enterrado en los jardines o escondido entre las paredes de la casa, pero la cuestión es que nunca llegó a aparecer.

Sería unos años después cuando diversos testigos afirmaron ver el fantasma de una mujer que caminaba entre las chimeneas del tejado. Dicen que señalaba hacia el alcázar, lo que se interpretó como que acusaba al rey de su muerte.

La leyenda de la Casa de las Siete Chimeneas siguió viva durante mucho tiempo, y con las obras para instalar la sede del Banco de Castilla, muchos vieron confirmada la teoría del fantasma.

Al parecer, durante las reformas se encontró entre las paredes del sótano un esqueleto femenino y unas monedas que databan de la época de Felipe II. ¿Demostraba esto que el fantasma de Elena había tenido motivos para vagar por los tejados durante tantos años?

Nadie sabe a ciencia cierta a quién pertenecía ese cuerpo, ni si Elena fue realmente asesinada. Lo que sí sabemos es que mucha gente sigue afirmando ver un fantasma de mujer en lo alto de la Casa de las Siete Chimeneas.

¡Compartelo!

[Total:2    Promedio:5/5]

Deja un comentario