El continente perdido de Lemuria

Las leyendas de continentes perdidos y misteriosas civilizaciones avanzadas son fascinantes.

Muchos hemos escuchado de la mítica isla de la Atlántida, que fue tragada por el mar a causa de una catástrofe natural.

No obstante, existen otros pedazos de tierra cuyas historias pueden ser igual de interesantes. Y este es el caso de Lemuria, el continente que pudo haber visto nacer la humanidad.

 

El continente perdido de Lemuria

 

Se cree que existió un enorme continente localizado en el Océano Índico y que se extendía hasta gran parte del sur del Océano Pacífico.

Lemuria fue la explicación que encontró el naturalista y geólogo Philip Lutley Sclater en 1864 para la curiosa distribución de los animales en el mundo, enfocándose principalmente en los lémures.

Además, en 1868, el biólogo Erns Haeckel afirmó que este continente perdido podía ser la cuna de la humanidad, ya que habría facilitado la migración de los hombres por el planeta.

Lamentablemente, se especula que Lemuria se hundió antes de que surgiera África. Se cree que fue debido a terremotos y fuegos subterráneos, y sólo quedó el gran número de islas que nacieron a partir de los picos de sus montañas.

Aunque esta hipótesis es bastante atractiva, varios científicos la han desmentido con las teorías de las placas tectónicas y la deriva continental.

De hecho, se considera que Lemuria pudo haber sido una de las primeras fracciones del supercontinente Pangea y que los lémures se esparcieron mediante balsas de vegetación por accidente.

Pero, a pesar de lo que digan los científicos, varias civilizaciones antiguas lo mencionan en sus escritos. Por ejemplo, en el Tibet y en México, donde también llaman a Lemuria Mu o Mukulia.

Debido a su proximidad con el continente americano, esta raza pudo haber influenciado en el desarrollo cultural y social de sus habitantes.

 

¿Quiénes son los lemurianos?

 

Los lemurianos constituían la civilización que habitaba Lemuria.

Los lemurianos eran seres pacíficos y sumamente espirituales, respetuosos con la naturaleza y que siempre buscaban preservar el equilibrio.

Idearon su tecnología con el fin de construir, de mejorar las condiciones físicas y espirituales de su entorno.

El aspecto físico de los lemurianos varía dependiendo de la fuente. Algunos los describen con características reptilianas y otros con rasgos humanos, pero la segunda versión es más aceptada porque se dice que son nuestros ancestros.

Se haya Lemuria destruido a consecuencia de terremotos o de una posible guerra que pudieron tener con los atlantes, los lemurianos, gracias a sus conocimientos avanzados en lo espiritual, siguen vivos en otras dimensiones o en las almas de sus descendientes.

 

Lemuria y los eternos de Marvel

 

No es de extrañar que la historia de Lemuria y su civilización captaran el interés de Marvel y las adaptaran a sus cómics.

Según el universo Marvel, los humanos fuimos creados por unos seres llamados Los Celestiales, que medían kilómetros de alto y se encargaban de plantar vida en los planetas.

Al llegar a la Tierra, idearon tres razas: los humanos, los Eternos (inmorales y con poderes) y los Desviantes (monstruos horribles).

Los Desviantes se reprodujeron con rapidez y dominaron a los humanos hasta que the eternals (los Eternos), que solo eran un centenar, se rebelaron y asumieron la tarea de proteger a los humanos.

Los Desviantes, al verse derrotados, se resguardaron en el continente perdido de Lemuria.

El hundimiento de Lemuria se le adjudica a Los Celestiales, que al ser atacados por los Desviantes decidieron lanzar un artefacto nuclear para acabar con ellos.

 

¡Compartelo!

[Total:2    Promedio:5/5]

Deja un comentario