Cómo hacer un pacto con el Diablo; instrucciones paso a paso

El miedo a los demonios es seguramente más antiguo que la religión misma. Sin embargo, para algunas personas, hacer un pacto con el diablo puede resultar atractivo.

Conseguir riqueza, fama o poder de forma rápida, puede sonar tentador. Si te estás planteando esta posibilidad, sigue estas instrucciones que te enseñarán cómo hacer un pacto con el diablo.

 

  1. ¿A qué demonio quieres llamar?

Lo primero que debes saber es qué clase de demonio quieres invocar, porque cada uno está especializado en unos temas concretos.

Si quieres despegar en el trabajo, deberías llamar a Belial. Astaroth o Asmodeus son responsables de los asuntos personales, mientras que Eligor puede ayudarte con un caso judicial.

Elige bien a qué demonio quieres llamar y no pierdas el tiempo.

 

  1. ¿Por qué quieres llamarlo?

Es importante saber el motivo exacto de la invocación.

Hazle al demonio una pregunta concreta. Además, siempre debes mantener la calma y la objetividad. No le pidas que haga nada ni intentes manipularlo.

 

  1. ¿Qué puedes ofrecerle?

Todo demonio espera algo a cambio de su ayuda.

Piensa cuidadosamente en la forma de sacrificio que quieres hacer. Asegúrate de discutir todo cuidadosamente para que no haya sorpresas desagradables.

No prometas jamás algo que no estés dispuesto a cumplir. ¡Los mensajeros diabólicos no tolerarán que los engañes!

 

  1. ¿Qué método utilizar?

Una vez que hayas encontrado al demonio de tu elección, necesitas un método adecuado para invocarle.

Dependiendo de tu experiencia previa, puedes optar por oír o ver físicamente al demonio. Para las personas principiantes, sin embargo, recomendamos sólo llamar a la energía del demonio para poder percibir su aura.

 

  1. Medita antes.

Antes de comenzar tu ritual, debes preparar tu cuerpo para la experiencia con la ayuda de la meditación. A través de ella puedes abrir tu psique y hacer que tu mente esté más receptiva a seres de un plano diferente.

 

  1. Preparar el pacto con el diablo.

Siempre es mejor realizar la ceremonia en la oscuridad, durante la noche, ya que esto aumentará enormemente las posibilidades de un contacto exitoso.

En las películas se ve muchas veces un pentagrama dibujado en el suelo, pero la verdad es que los demonios desprecian los círculos y se sienten insultados por ellos. Les hacen sentirse prisioneros, así que no los utilices.

 

  1. Consigue herramientas de ayuda.

Es importante crear la fragancia adecuada con palitos de incienso.

Por ejemplo, si piensas conjurar a Sargatana para mejorar tu sexualidad, deberás usar aromas como el jazmín, la lila o la manzanilla.

Para conseguir la suerte que necesitas con los números de la lotería, tienes que llamar a Valac. Lo conseguirás con cedro o nuez moscada.

 

  1. ¡El color también es importante!

Tan importante como el incienso es elegir las velas adecuadas.

Es mejor si el color de la vela coincide con el del demonio. Para convocar a Balam y pedirle éxito en el amor, debes tener listas velas amarillas, naranjas, doradas o blancas. Si al demonio no se le puede asignar un color definido, las velas negras u oscuras son la opción apropiada.

 

  1. Los Sellos de los Demonios.

Cada demonio tiene su propio sello. Imprime o traza el apropiado de su elección a tu diablo y estudia y memoriza el dibujo.

Después, cierra los ojos y visualízalo en tu mente. Así puedes crear una conexión más cercana con tu demonio.

 

  1. La oración.

Ahora es el momento de la oración para invocar el demonio:

«Señor Satanás, concédeme por tu gracia el poder de comprender en mi espíritu y ejecutar lo que deseo hacer. Oh poderoso Satanás, el único Dios verdadero, yo te invoco».

En este punto deberás sentir la energía del demonio; de lo contrario, deberás repetir la ceremonia varias veces.

 

  1. Contactar con el diablo.

Después de un contacto exitoso, no es necesario repetir el ritual completo cuando se vuelve a convocar al demonio.

Métodos más sencillos como una tabla de ouija o bolas de cristal suelen ser suficientes para establecer contacto. Sin embargo, cuando llames a un nuevo demonio, tendrás que repetir toda la ceremonia.

 

  1. Muestra respeto.

Si tienes la suerte de hablar con un demonio, recuerda siempre ser honesto y respetuoso con él.

Haz una petición concreta y ofrece un servicio a cambio.

El demonio se irá solo, así que no le pidas que desaparezca. Cuando se vaya, podrías sentir una sensación de hormigueo o un ligero dolor debido a la alta bioelectricidad. No te preocupes.

 

Te deseamos que nuestros consejos sobre cómo hacer un pacto con el diablo te sean de utilidad. ¡Cuéntanos los resultados obtenidos!

¡Compartelo!

[Total:1    Promedio:5/5]

Dejanos un comentario