Cementerio de Animales, remake de una adaptación de Stephen King

Treinta años después del estreno de la película original Cementerio de animales, llega esta nueva adaptación de un libro de Stephen King.

En esta nueva versión se toman algunas licencias creativas respecto a la original, así que mejor si no la has visto.

La historia sigue siendo prácticamente la misma, y habla sobre la pérdida, el dolor y las relaciones familiares, todo con el toque terrorífico de King.

La familia Creed, Louis, su esposa Rachel, su hija Ellie y su hijo Gage, se mudan a una casa aislada en Ludlow, Maine. Enfrente vive su sociable vecino Jud Crandall, que enseguida les introduce en la historia de la zona.

Es una ciudad tranquila y el bosque que limita con la casa de los Creed también es tranquilo, salvo por la extraña procesión de niños pequeños con máscaras de animales. Ah, y también un cementerio de mascotas.

No contaré nada más del argumento, que ya bastantes cosas destripa el tráiler.

La adaptación sigue siendo lo suficientemente fiel a la novela, aunque lanza algunos giros importantes para condimentar las cosas, lo cual era bastante necesario para evitar volver a contar la misma historia.

Los cambios, de hecho, son inteligentes y permiten un mayor alcance de la narración.

Siguen presentes los momentos familiares y originales del libro, que encajan perfectamente con las incorporaciones de algunos personajes nuevos.

Jason Clarke, como Louis Creed, resulta sorprendentemente creíble y John Lightlow, como el vecino, hace una muy buena interpretación. Los niños también lo hacen bien y la película avanza con rapidez.

Esto, por un lado, es bueno, pero, por otro lado, significa que se deja de lado algunas cosillas que habrían dado más profundidad a la película.

Pero Cementerio de animales es una película de terror, así que vayamos a la pregunta clave. ¿Da miedo?

Pues tiene sus momentos y logra crear una cierta sensación de ansiedad constante, gracias en parte a la buena fotografía de Laurie Rose, además de tener una buena cantidad de sustos.

Cementerio de animales no es la mejor de las adaptaciones de Stephen King, pero es bastante buena. Las actuaciones son sólidas, el miedo es efectivo y la música acompaña muy bien las sensaciones.

Quizás el ritmo es demasiado rápido, pero creo que es una película de terror bastante decente.

Si quieres ver más ideas para pasar un rato terrorífico no te pierdas este listado de peliculas de terror basadas en hechos reales. Seguro que muchas de ellas no las conoces.

¡Compartelo!

[Total:1    Promedio:5/5]

Deja un comentario