¿Por qué tantos tipos de tarot?

   Es muy interesante analizar los temas de adivinación que se conocen, porque detrás de todos ellos hay mucho de la esencia humana, de las necesidades y por supuesto, algunas cosas que se convierten en preguntas perennes, como el caso de los tipos del tarot.

     Alguien podría decir que es absurdo que exista un tarot angelical, otro tarot Vikingo, el Tarot tradicional gitano o de Marsella, un Tarot para el trabajo y ¿como no? un tarot del amor… la verdad es que es que la esencia de la adivinación es la misma y solo facilita la transmisión de un mensaje más directo al tener más posibilidades “en la mesa” para entender lo que le depara a la persona que decide leerse las cartas.

¿Por qué tantos tipos de tarot?

Tipos de tarot  Debemos entender las herramientas de adivinación como herramientas que, al permitirnos comunicarnos con otros planos, nos entregan un mensaje y este viene a través de códigos. El asunto se reduce a recibir el mensaje con un máximo de 10 palabras, 100 o 1000, obviamente, al tener más palabras disponibles, habrá una mejor comunicación, más claro será el mensaje. De esto se trata.

    No es lo mismo dar un mensaje a alguien que quiere saber sobre su pareja, siendo gay, con la lectura del tarot gay que con las cartas normales de tarot, dígamos que el mensaje es más claro para este colectivo cuando las cartas son más explicitas y directas en sus costumbres, lo mismo pasa si quieres saber sobre tu trabajo. Las cartas del tarot del trabajo serán más específicas sobre las situaciones y elementos que día a día vemos en la mayoría de los trabajos y que se dan en las relaciones laborales de diversa índole.De modo que debe quedar claro, los tipos de tarot no existen por gusto de alguien ni son meros adornos sin utilidad en la lectura de las cartas, sirven para mejorar y ser más directos en los mensajes que emanan de la práctica adivinatoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *