Mary Jay – El Misterio de su tumba

    El caso de Mary Jay es digno de cualquier historia por entrega de las más dramáticas que se conozcan, con el pequeño agravante terrorífico de que este drama es real y de que el final de la historia, relacionado con el misterio de su tumba, es terrorífico.

     En una región del campo en Inglaterra, conocida como Dartmoor, a finales del año 1700 una niña fue abandonada en “La Casa de los Pobres”, una casa de atención social donde no era tan raro que dejasen niños abandonados. Como acostumbraban en tal centro, se le dio el nombre de la letra “que tocaba”, para el momento, era la J, de ahí Jay y luego el complemento como Mary Jay.

Mary Jay – El Misterio de su tumba

mary-jay-el-misterio-de-su-tumba     La jovencita trabajó en casas de familia desde temprana edad, la discriminación de clase que abundaba en la época no dejó lugar a muchas otras opciones, empezó con la familia Wolborough y, un poco más crecida, en la granja Canna. Muy agraciada, Mary Jay al crecer se convirtió en una chica que llamó la atención del hijo del dueño de la granja. Algunas versiones dicen que fue violada, otras que tuvieron un romance, lo cierto es que el asunto terminó en embarazo y Mary Jay fue expulsada de la casa y etiquetada como una prostituta. Otra vez por asuntos de clase era automático que se “decidiera” que la culpa era de la sirvienta.

      Expulsada, embarazada y sin poder encontrar lugar en ningún poblado de la comarca pues los chismes corrían como pólvora, Mary Jay terminó ahorcándose desesperada. Pero ni muerta consiguió paz o respeto la pobre joven, pues ninguna comarca aceptó enterrarla en sus tierras por haber sido una pecadora.

    Es aquí donde nace la leyenda de la misteriosa tumba, pues la única solución que pudieron convenir entre los condados cercanos fue que se le enterrase en un cruce de caminos, de ese modo “técnicamente” no estaba en tierra de ninguno de los condados. Por eso la tumba de Mary Jay está en un cruce de caminos y ahí, donde nadie se detiene pero que todos observan y saben claramente quien lo cruza, siempre su tumba aparece repleta de flores.

la-tumba-de-mary-jay     La mitología de la zona de inmediato ocupó el espacio de la explicación de las flores con pequeños seres parecidos a hadas que son parte de las leyendas del lugar, pero sean esos pequeños seres u otros igual de misteriosos, lo cierto es que hasta hoy, la tumba de Mary Jay sigue siendo un lugar donde las flores aparecen de la nada, quizás tratando de aliviar el alma de la que ni en su muerte recibió un poco de cariño o amor de parte de nadie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *